ULTRA BROMONT 55KM CON LAS VECTIV ENDURIS

ULTRA BROMONT 55KM CON LAS VECTIV ENDURIS

Por: José Juan Ciccia (@jjciccia)

Más que un deporte práctico y el hecho de que me mantenga en forma, correr en la montaña me divierte. El trail se ha vuelto un coach de vida. En cada carrera y aventura hay una idea, un pensamiento o una preocupación que se resuelve. Salir a correr me llena de sentimientos de libertad física y mental. Me ha llevado a lugares que nunca pensé estar, saliendo de mi zona de confort con retos constantes. 

Después de un proceso de recuperación por un esguince, el 09 de octubre pasado, participé en la Ultra Bromont, en la provincia de Quebec, Canadá. Me inscribí a la distancia de 55km, para probar que éste al 100% y al mismo tiempo para recuperar la confianza del tobillo. 

Para esta carrera, decidí correr con mis Vectiv Enduris de The North Face: una nueva zapatilla de trail que combina todas las cualidades para largas distancias. Son super ligeras, tienen buena amortiguación para aguantar largas horas y cuentan con una protección en la parte delantera para evitar golpes con piedras. La reacción en el impacto de la zancada permite aprovechar la fuerza de la caída para impulsar la salida. En trochas carrozables, las Vectiv Enduris ayudan a agarrar confianza y velocidad. Mientras que en terrenos técnicos, demuestran comodidad y seguridad, ayudando a evitar golpes e impactos.

 La carrera empezó a las 9:25am. Hice los primeros 30 km con todas las mejores sensaciones y emociones. Como todo en la vida, hay imprevistos, y la manera de afrontarlos es lo que nos permite crecer o estancarnos. En mi caso, aproveché el avituallamiento del km 32 para comer un pedacito de pan con mantequilla de maní y mermelada. Lamentablemente, me cayó mal lo que ocasionó que vomité dos veces en ruta, lo cual tumbó mi expectativa de carrera ideal.

La buena vibra y el aliento de otros corredores me ayudo a seguir, me levantó la moral y logre caminar hasta el km 45. Ya en el avituallamiento del km 45, me sentía mejor para poder volver a comer, recuperar un poco de energía, y empezar a correr.

 Con las piernas frescas, corrí los últimos 10km a buen ritmo y confiado de que podría recuperar unas posiciones en los últimos 5km de bajada. Hasta llegar a la meta, las Vectiv Enduris me dieron mucha comodidad y confianza para bajar senderos técnicos llenos de raíces sin sentir el impacto y permitiéndome agarrar un ritmo divertido y rápido.

 A veces uno planea la ruta, la carrera y el tiempo, pero en este deporte y en la montaña siempre hay sorpresas que nos ponen a prueba. En estos momentos, las decisiones que tomamos deben ser con las emociones de un lado. Es importante recordar que siempre ganamos algo que vale mucho más que cualquier puesto.