BIG FOOT ENDURANCE RUN

BIG FOOT ENDURANCE RUN

Finisher BigFoot 206.5 miler (330km 12,925 mts +) 84:22 hrs, Puesto 44 


Partida viernes 10 en Marble Mountain Sno-Park, 9 am y 150 Trail runners listos para enfrentar el tiempo de corte de 105 hrs hasta White Pass High School en Randle. Muy conservador desde un inicio tratando de ahorrar el máximo de energías y hacer una carrera inteligente sabiendo que solo dormiría 2 hrs entre noche y día, power naps muy valiosas y revitalizantes en estas carreras de una sola etapa, intenta
ndo llegar a cada una de las estaciones situadas entre 15 y 30km entre ellas para poder comer e hidratarse, algún cambio de medias, curar ampollas o escaldaduras, 3 noches y 4 días sin ducha causa mucha fricción en el cuerpo.




El primer día estuvimos muy expuestos al sol al paso del Mt St Helens, en donde se pudo ver todo su poder destructivo cuando erupciono por el año 1980, y poder tomar el agua más pura y natural de sus riachuelos y manantiales, un oasis bajo el calor más fuerte de la carrera 34c.



De ahí en adelante entramos a los bosques y montañas de las Cascade Mts, totalmente jurásico y sacado de otra época; arboles gigantescos que tocaban el cielo en lo más alto de las montañas con una interminable vista de la inmensidad por donde nos tocó correr.



Noches atemorizadoras entre el frío y neblina con el único halo de luz de nuestras linternas frontales y algunos gruñidos de cachorros de osos nos mantenían alertas hasta la estación más cercana, frutos del bosque entre fresas y ciruelas a la mano durante el curso de carrera.



Durante la tercera noche del Big Foot Endurance Run, tuvimos 4 cruces de ríos durante una sola noche con el agua congelada arriba de las rodillas haciendo la progresión más complicada tratando de evitar la mayor fricción posible.



Resaltar la excelente señalización en ruta, los puestos de asistencia con voluntarios dispuestos a curar nuestros pies, y atendernos en todo lo posible, Gente admirable desde todos los ángulos corredores, asistentes, voluntarios y una ruta espectacular hacen de Big Foot Endurance Run una experiencia única llena de anécdotas, amigos por siempre, muchas cosas pasan por nuestras cabezas durante horas que nos toca movernos en solitario. Los últimos 25km fueron de nunca acabar y parecía que no avanzaba, solo quería terminar y dormir en una cama, 10:23 pm pude cruzar la meta, al cuarto día y 3 noches, muy fatigado, pero con una satisfacción que no tiene precio. #neverstopexploring 




BIG FOOT ENDURANCE RUN